Hampi

royal-centre-Hampi-impresiones-del-mundo

Ruinas de uno de los edificios más importantes de la zona conocida como ‘centro real’, en Hampi

Ahhh… Hampi. Cuántos recuerdos. Cuánta historia y belleza. Tenía muchas ganas de preparar esta entrada y enseñar algunas de las cientos de fotos que saqué en esta ciudad sagrada. Seleccionarlas no me ha resultado nada fácil. Fotos bonitas hay muchas, pero es que en este caso se añade la dificultad de intentar plasmar en una instantánea la grandiosidad de Hampi.

mujeres-en-Hampi-impresiones-del-mundo

Mujeres indias con sus coloridos saris. Al fondo, el templo Virupaksha

Cualquiera que haya leído ya alguno de los post anteriores se habrá dado cuenta de que el objetivo de este blog no es plasmar necesariamente lo más representativo de un lugar, sino todo aquello que evoca y transmite; todo aquello que se hunde dentro de uno mismo y no lo suelta ya más. Y en este sentido, Hampi es un lugar especial que me llenó de recuerdos e imágenes imborrables, como si fueran una parte del equipaje que llevo conmigo.

Virupaksha-Hampi-impresiones-del-mundo

Virupaksha, el templo más representativo de Hampi

Cuando llegué a Hospet, que es la estación de tren más cercana a Hampi, empecé a tener las primeras impresiones de esta zona. Podía captar algo nuevo y diferente. Había muchas palmeras, lo cual viviendo de Goa no era tanta novedad. Sin embargo, al paisaje se añadía otro elemento que le confería ese aire como de vuelta a un pasado muy remoto; señoras y señores, con ustedes: la piedra.

piedra-Hampi-impresiones-del-mundo

Son pequeñas, grandes, enormes, monumentales. Las piedras están por todas partes, empeñadas en recordar el legado del volcán que un día habitó en esta tierras. Pierdas, las mismas que sirvieron para levantar la capital del imperio Vijayanagara, entre los siglos XIV y XVI, y que hoy se conoce como Hampi.

rangoli-templo-Hampi-impresiones-del-mundo

Rangoli esculpido a la entrada del templo del dios Ganesh

En el circuito que hice en bici, el guía nos explicó el origen del esplendor de este imperio, logrado entre otros gracias a sus bulliciosos bazares de piedras preciosas y especias, y a una mentalidad abierta al recibimiento de otros pueblos y religiones. Así pues, árabes, portugueses y chinos convivían en una próspera armonía que hacía crecer a Vijayanagara, ‘la ciudad de la victoria’. Ese intercambio cultural quedó plasmado en cada templo, donde sus esculpidas columnas representan escenas de la vida pública (bailarinas y agricultores), de la práctica del yoga, de los dioses y sus reencarnaciones y de la extensa mitología que nutre al hinduismo.

templo-Hampi-impresiones-del-mundo

Es así como cada edificación se convierte en un libro o manual con el que poder leer y entender cómo fue el pasado glorioso de esta ciudad que se extiende por más de 20 km2, y que todavía sigue guardando innumerables secretos.

bailarinas-Hampi-impresiones-del-mundo

Uno de mis mejores recuerdos durante esos días fue contemplar el amanecer desde lo alto del monte Matunga. Levantarse a las 5 de la mañana y dejarse el aliento subiendo las empinadas rocas tuvo su recompensa con creces.

amanecer-hampi-impresiones-del-mundo

Amanecer desde el monte Matunga

Uno llega a la cima cuando todavía es de noche, con la oscuridad cubriéndolo todo a sus pies. Poco a poco la luna va cediendo su lugar al tímido sol que se asoma entre las lejanas montañas, despacio, como si no quisiera disturbar el silencio de la ciudad que duerme. Es entonces cuando todo se empieza a perfilar allí abajo. Las palmeras, los primeros humos de las fogatas con las que se queman rastrojos, las piedras, los templos, las interminables hileras de columnas que en su día contuvieron el apogeo de los mercados… es algo emocionante y a lo me refería anteriormente cuando decía que hay imágenes que se te meten dentro y ya no te sueltan más. Lo mejor de todo es que desde el monte Matunga se divisa un panorama de 360º, donde cada lado es más impresionante que el anterior.

panoramica-Hampi-impresiones-del-mundo

Panorámica desde lo alto del monte Matunga

Ya de vuelta al nivel de la calle, hacen su aparición los rangolis.

rangoli-tienda-Hampi-impresiones-del-mundo

Los rangolis se dibujan en las entradas de las casas, negocios y en muchos templos. Son diseños florales dibujados en el suelo con polvo de arroz y simbolizan buena suerte, bienvenida y protección. En lo que llevo recorrido de India nunca he visto tantos rangolis en un mismo sitio. En Hampi había unos más elaborados y otros más sencillos, pero en conjunto daban a las calles de barro el aspecto de una gran pizarra.

mujer-Hampi-impresiones-del-mundo

Otros personajes que contribuyen a crear la atmósfera de cuento de Hampi son los monos. Saltan de casa en casa, se cuelgan por los cables de la electricidad, utilizan las hojas de palmera como columpios y toboganes y casi siempre van en grupo. Los más pequeños van agarrados al lomo de las madres y los más adultos aprovechan para robar de cualquier tenderete una Fanta o a zamparse una planta con la que se han topado en el camino. A todo esto, los dueños de los bares y albergues salen de su letargo para espantar a los monos de sus negocios: unos con tirachinas en mano y otros imitando un movimiento como de pegar con la mano y haciendo ruidos disuasorios. Mientras contemplaba la escena disfrutando de un chai me acordaba de la película de dibujos de Aladin por su similitud con la realidad. Creo que el que escribió la historia había pasado por aquí.

monos-Hampi-impresiones-del-mundo

Una de las tardes que estuvimos en Hampi decidimos alquilar una moto. No pudimos llegar muy lejos porque una de las ruedas se pinchó, dejándonos tirados en medio de la nada. Tras caminar 15 minutos llegamos a una pequeña aldea, donde teníamos que esperar al dueño del negocio de motos. En India todo, absolutamente todo, es motivo de curiosidad, y por supuesto dos blancos llegados a una pequeña aldea fue la anécdota del día para un grupo de mayores, jóvenes y niños que estaban sentados a los pies de un árbol. Había un esmirriado guardia que se acercaba de vez en cuando a nosotros, hacía algún comentario en hindi y se iba; al rato, unos niños venían hacia nosotros y se empezaban a reír mientras nos repetían un monótono ‘hello’. Para evadirme un poco de aquel panorama que resultaba un poco pesado, me puse a hacer fotografías.

aldea-Hampi-impresiones-del-mundo

La aldea, a esa hora de la tarde, presentaba un aspecto como de figuritas del Belén de Navidad. Las gallinas revoloteaban por entre las casas hechas con palos, hojas de palmera y algún que otro plástico a modo de impermeable. Los niños corrían de un lado al otro del cruce mientras algún carro tirado por bueyes pasaba por ahí. En una de las chabolas una mujer joven de mirada perdida limpiaba de cuclillas todos los cacharros de cocina al lado de coloridos cántaros. No había quizás nada de especial y sin embargo esa escena se me quedó grabada en la mente. Quizás fuera la luz del atardecer que agonizaba o la mirada de la muchacha clavada en el infinito, o la imagen de ese guardia tan delgado, tan venido a menos en la intersección de dos caminos donde la gente se sienta a la sombra de un árbol sin nada que hacer, viendo la vida pasar.

chica-en-aldea-hampi-impresiones-del-mundo

Por cierto que el dueño del negocio de motos nunca apareció y nos tocó dejar la moto en esa aldea y parar a un tuk-tuk que nos llevase de regreso a Hampi antes de que oscureciera.

detalle-Virupaksha-Hampi-impresiones-del-mundo

Templo Virupaksha

Anuncios

9 Respuestas a “Hampi

  1. Yo aun no termino de digerir Hampi, es algo que no me imaginaba que existía. Amé la sorpresa del paisaje, amé perderme por entre las piedras, las palmeras y las plantas de banano. Amé leerte esta mañana, me inspiraste, qué bonito país en el que estamos. Un abrazo enorme!

  2. Pingback: Hampi: al otro lado del río (the other side of the river) |·

  3. Pingback: Mysore |·

  4. Pingback: Gokarna |·

  5. Pingback: Mamallapuram | Impresiones del mundo·

  6. Pingback: Consejos prácticos para viajar a la India | Impresiones del mundo·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s