Gokarna

tanque-agua-Gokarna-impresiones-del-mundo

Mi primera toma  de contacto con Gokarna (en el estado de Karnataka), tuvo lugar en la estación de autobuses, a eso de las 3.30 de la mañana. Fue una impresión oscura y solitaria, como la estación en la que el autobús nos había dejado a un grupo de viajeros y a mi, allí, en mitad de la noche, en mitad de lo que parecía ser la nada.

calle-Gokarna-impresiones-del-mundo

Acababa de llegar a Gokarna, una pequeña ciudad famosa por las peregrinaciones que miles de hindúes hacen cada año a sus templos sagrados. Aunque los turistas tienen prohibida la entrada a los templos, pasear por las calles de este tranquilo lugar te da una idea de la importancia que la religión hindú tiene aquí.

tienda-Gokarna-impresiones-del-mundo

La abundancia de coloridos templos y tiendas dedicadas a la venta de souvenirs religiosos y objetos para ofrendar son las señas de identidad de Gokarna.

Gokarna-impresiones-del-mundo

Aunque no vi nada en concreto que llamara mi atención, lo cierto es que tiene un algo especial y místico que hace interesante pasear por sus tranquilas calles, y deleitarse con los colores que embellecen el lugar.

puerta-Gokarna-impresiones-del-mundo

Una de las calles principales de este lugar me gustó especialmente por los negocios de confección de coloridas bolsas de tela. Algo que me resulta muy curioso es que en lo que llevo recorrido hasta el momento siempre son hombres los que cosen y nunca mujeres, muy al contrario de como sería en España donde la confección es un sector más bien femenino.

costurero-Gokarna-impresiones-del-mundo

Gokarna es famosa además por sus playas que se disponen una tras otra. En la medida en que se alejan del pueblo, su ambiente es más tranquilo y más limpio también. Por recomendación de unos viajeros que conocí en Hampi, tomé un tuk-tuk y pedí que me llevara a la playa conocida como ‘Om beach’. Tiene ese nombre porque la forma que tiene la playa se asemeja a la media luna del mantra sagrado ‘Om’, tan omnipresente aquí en la India.

playa-Om-2-Gokarna-impresiones-del-mundo

Al ser todavía temporada baja, la playa presentaba su cara más tranquila y relajante. Con apenas unos 7 u 8 albergues-restaurantes dispersados a lo largo de la playa, ‘Om beach’ era el lugar ideal para descansar, hacer yoga o meditación en la arena y tostarse al sol. Es de esos sitios donde es muy fácil pasarse el día leyendo, comiendo y durmiendo. No hay mucho para hacer pero al mismo tiempo da pereza moverse para explorar otros lugares. Y sobre todo si por la noche hay tormenta y todos los albergues se quedan sin electricidad, en la más completa oscuridad.

playa-Om-Gokarna-impresiones-del-mundo

Es entonces cuando, linterna en mano para poder llegar a la cabañita donde uno duerme, empiezas a notar todos esos sonidos imperceptibles que a veces la vista anula: se oyen las olas al romper, los grillos que cantan, el revolotear de los pájaros en las palmeras, los mosquitos que acechan con morderte. Y es en ese momento cuando a uno le empieza a vencer el cansancio del día (porque, el sol cansa), y la oscuridad de la noche empieza a dar paso al mundo de los sueños.

playa-Om-3-Gokarna-impresiones-del-mundo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s