Diez razones para visitar Australia

En esta entrada quiero rescatar las diez cosas que más me gustaron de Australia. Si bien estuve en este país dos meses, su tamaño y el costo de los viajes hicieron que no viera todo lo que en un principio tenia pensado visitar. Así que seguro que si hay alguien que haya estado en Australia y esté leyendo esto se estará preguntando que dónde me he dejado sitios tan emblemáticos como la Gran Barrera de Coral o la costa Este (Golden Bay). Pues no, no hay nada acerca de ellos, pero el hecho de que dedicara más tiempo a conocer ciudades como Melbourne o Sydney, y contar con un puñado de amigos que viven allí me permitió conocer otros aspectos más sutiles y más característicos del día a día de sus habitantes. Detalles, en fin, menos turísticos y más ‘de andar por casa’ que en el fondo son los que me más me gustan. Así que allá voy, estos son mis diez puntos favoritos de mi querida Oz.

Aborígenes

aborigen-Australia-impresiones-del-mundo

La historia de las tribus aborígenes se remonta miles de años atrás. Se suele decir que Australia es un país nuevo pero aquel que lo visite y se acerque a esta milenaria cultura se dará cuenta de que es una de las más longevas de la historia de la humanidad, por no decir además que es la que más tiempo ha permanecido inalterable. Esto se debe al aislamiento que han tenido durante tanto tiempo, ajenos al resto del mundo y conservando sus ritos y costumbres. Los aborígenes tienen unos rasgos faciales y una estructura corporal bastante diferente a la nuestra. Son, por explicarlo de alguna forma, más parecidos al hombre primitivo, con mandíbulas anchas y prominentes y constitución fuerte en general. Todo lo que aprendí sobre su cultura en Uluru hizo que me interesase bastante conocer su mundo e historia, y también desgraciadamente, toda la problemática social en torno a ellos. No me quiero extender mucho, pero solo diré como dato significativo (y lamentable), que hasta 1968 los aborígenes eran considerados poco más o menos como fauna y flora australianas. El genocidio que el hombre blanco cometió con estas comunidades fue tal que su población quedó reducida a tan solo unos miles. A día de hoy sigue habiendo una gran brecha social entre los aborígenes y la población blanca. La gente (blanca) dice que ellos no se adaptan y que se gastan todo el dinero que el estado les da en alcohol, pero yo me pregunto: ¿por qué son ellos los que se tienen que adaptar a nosotros?

Cafés

cafe-Australia-impresiones-del-mundo

A los australianos les gusta el buen café. No solo cuidan el sabor sino también el dibujito que hacen en la leche del clásico flat white o el chocolate espolvoreado que ponen en el capuccino. Los hay más baratos, como los cafés de 1 dólar del 7Eleven, y más caros, según evidentemente el lugar y de si esa cafetería ha ganado un premio por hacer el mejor café del barrio, de la ciudad o del año. En Australia la gente tiene tiempo para charlar y tomarse un café y aunque uno visite el pueblo más pequeño y tranquilo del país, siempre habrá un lugar donde los preparen muy bien. En este sentido Melbourne se lleva la palma. Aquí hay una verdadera competición por ver qué local prepara el mejor café de la ciudad. Así que para todos aquellos amantes de esta bebida, después de Italia creo que tendrían que venir aquí y comprobarlo por ellos mismos.

Playas

playas-Australia-impresiones-del-mundo

Como ya dije al principio de esta entrada, me dejé sin ver la costa este del país que es muy famosa precisamente por sus playas de aguas cristalinas y sus pececillos increíbles. Pero las pocas que visité, me encantaron. Siempre están cuidadas, limpias, llenas de surfistas que van a descargar adrenalina hasta por las orejas. El agua es transparente e incluso en ciudades como Sydney y Melbourne, uno no diría que estuviera en la típica playa de ciudad a la que se suele ir por cercanía y no por limpieza o calidad del agua. El azul del mar a lo largo de la Great Ocean Road es simplemente maravilloso, un arcoiris azulado con matices verdosos que hace que quieras parar el coche a cada minuto para sacar una foto.

Desierto

desierto-Australia-impresiones-del-mundo

Australia, a excepción de toda la costa que bordea al país, es un desierto. Es un inmenso mar de arena roja y marrón donde es imposible encontrar vida humana a cientos de kilómetros a la redonda. Teniendo en cuenta que es más grande que Europa, yo solía hacer un paralelismo e intentar trasladar esta imagen al viejo continente, imaginándome todo el territorio que ocupan Francia y España cubierto de arena. Hay salinas kilométricas, terrenos áridos y pedregosos que se extienden por horas (hablo de horas en un avión), arena y más arena que cambia de color como aquellas manualidades que hacíamos de pequeños donde coloreábamos con tizas la sal y luego rellenábamos un frasco con la gradación de colores. Fue una de las cosas que más me impacto y que hacía que a cada rato echara un vistazo por la ventanilla del avión, con un mental ¿todavía…?

‘No worries mate’

no-worries-mate-Australia-impresiones-del-mundo

Esta es sin duda la frase por excelencia de cualquier aussie que se precie. No worries mate significa literalmente ‘no te preocupes compañero’ y bajo esta visión de vida parece ser que no hay nada que no se pueda resolver. Los australianos son muy relajados y aunque no sabría decir si padecen de estrés o no, lo cierto es que no lo exteriorizan (o parecen llevarlo muy bien). Creo que la mejor respuesta que alguien te puede dar cuando estás preocupado por algo es un ‘no worries mate’. Como en mi caso, cuando en una excursión hacia Uluru mi cámara salió despedida por los aires. Al volver con los pedazos de la máquina que ya había pasado a mejor vida, le dije al guía que la tenía asegurada aunque ‘estascosas de los seguros nunca se sabe’. Si quieres te puedo firmar una carta en nombre de la compañía explicando lo que ha pasado —me dijo—. Sería genial, gracias —respondí—. A lo que él añadió: no worries mate. Y así fue como, efectivamente, colorín colorado un mes después se solucionó todo el tema (tengo una cámara nueva).

Espacio

espacio-Australia-impresiones-del-mundo

En Australia sobra el espacio (y falta la gente). Ni que decir tiene el shock que supuso esto para mi después de haber pasado los cinco meses anteriores en India. Simplemente, alucinaba. Las casas son mansiones, los jardines son enormes, las tiendas no son tiendas sino grandes almacenes a los que podrías ir para pasear. No hay cuchitriles ni estudios minúsculos decorados a lo Ikea donde hay que rentabilizar el espacio. Las ciudades y los pueblos se extienden a lo ancho porque se lo pueden permitir. Esta sensación de amplitud tuvo su momento culmen en Alice Springs, una pequeña ciudad (aunque para mi era un pueblo) en el centro de Australia. Pese a que no mucha gente vive allí, se necesita coche para ir de un sitio a otro porque las distancias son largas. Sencillamente está tan extendido y las superficies comerciales tan enormes que la caminata para ir de un punto a otro acaba siendo bastante considerable. Lo mejor de todo es ver a los animales pastando a sus anchas en campos y granjas tan grandes que se pueden mover en libertad sin tener que estar apiñadas unos encima de otros.

Graffitis

graffitis-Australia-impresiones-del-mundo

El sitio por excelencia de los graffitis en Australia es sin ninguna duda Melbourne. La zona de New Town en Sydney también tiene bastantes, pero es en Mel donde este tipo de arte goza de una popularidad y fama bastante grandes. Las fachadas de las cafeterías o los laterales de las casas, los contenedores de basura y las pequeñas ‘lanes’ se convierten en improvisados murales sobre los que los grafiteros firman sus obras de arte.

Festivales

festivales-Australia-impresiones-del-mundo

A los australianos les gusta la fiesta y pasar el día fuera. Australia es el país de los festivales así que no es raro que uno vaya paseando y de repente se encuentre con una street party (fiesta callejera), o con un festival con el que se celebre esto o lo otro. Los hay de todos los gustos y variedades: el festival del vino, de la comida, de la cerveza, el del final del verano, el de las flores, el de los mejillones, el del cine español, el de música latina, el del jazz, el de la comedia y así hasta un sin fin de temas para elegir. Eso por no hablar de los fuegos artificiales. En Sydney hay cada sábado fuegos artificiales. ¿El motivo? Quizás para celebrar que es sábado… o porque sencillamente hay mucho dinero y… qué caray… tiremos la casa por la ventana… vaya usted a saber. Hay muchos festivales gratis o a los que acudir es bastante económico, así que esto hace que sean una buena opción para los que viajamos con presupuesto justo.

Cultura alternativa

alternativo-Australia-impresiones-del-mundo

La parte de mi que disfruta con el diseño se lo pasó en grande viendo la decoración de muchas cafeterías y restaurantes. Un palet de madera puede convertirse en un estupendo banco para sentarse y un bidón viejo puede hacer las veces de mesa. Las tacitas de café pegadas a un soporte son unos excelentes centros de mesa sobre los que poner velas, las botellas de vino son unas coquetas lámparas. La imaginación al poder y la cultura del reciclaje está presente en todos esos detalles, hasta cuando uno va a tomarse un café.

Vía láctea

via-lactea-Australia-impresiones-del-mundo

Es una pena que no pudiese conseguir ninguna foto medianamente decente donde se aprecie mejor la Vía Láctea (al morir mi cámara, murieron también las fotos medianamente decentes…). Nunca antes había visto este río plateado con tanta nitidez. La vista mejoraba evidentemente en el desierto, cuando la ausencia de luces hacía que millones de estrellas hiciesen su aparición en escena, siguiendo el sendero luminoso en el firmamento. Es uno de mis mejores recuerdos de Australia y de sus calurosas noches.

Anuncios

5 Respuestas a “Diez razones para visitar Australia

  1. Pingback: Nueva Zelanda: isla norte | Impresiones del mundo·

  2. Pingback: Ho Chi Minh city (Saigón) | Impresiones del mundo·

  3. Pingback: Mundo sostenible | Impresiones del mundo·

  4. Pingback: Consejos prácticos para visitar Australia | Impresiones del mundo·

  5. Pingback: El Madrid otoñal II | Impresiones del mundo·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s