Nueva Zelanda: isla sur

lago-Nueva-Zelanda-isla-sur-impresiones-del-mundo

En esta entrada he decidido tirar la casa por la ventana y añadir más fotos que de costumbre. Sencillamente, la isla sur de Nueva Zelanda es demasiado bonita como para publicar un puñado de fotos. Todos los paisajes son diferentes, únicos, donde la naturaleza hace de las suyas y despliega una paleta de color, formas y texturas que parece desafiar a la imaginación.

colores-Nueva-Zelanda-isla-sur-impresiones-del-mundo

Prácticamente todo el mundo me había dicho que la isla sur es más bonita que la norte. La verdad es que no me gustan las comparaciones porque cada lugar tiene su encanto y ese algo que lo hace especial. Además ambas islas son diferentes, así que uno tiene la sensación de estar en un país nuevo cuando cruza con el ferry la distancia que hay entre las dos islas.

abel-tasman-parque-nacional-Nueva-Zelanda-isla-sur-impresiones-del-mundo

El sur de Nueva Zelanda destaca por sus montañas, altas e imponentes, y sus parques nacionales no solo por número sino por la exuberancia de sus paisajes.

viñedos-Nueva-Zelanda-isla-sur-impresiones-del-mundo

Además las carreteras se delimitan en muchos casos por verdosos y saludables viñedos, uno de los orgullos del país. El verde de sus hojas contrasta con el blanco de la niebla matutina y el azul de sus montañas, lo que hace que el recorrido sea un auténtico gozo para los sentidos.

playa-abel-tasman-Nueva-Zelanda-isla-sur-impresiones-del-mundo

Durante mi estancia pude dedicar un par de días a recorrer el parque nacional Abel Tasman, situado en el norte de la isla. Había leído alguna información sobre el mismo y tenía una ligera idea de lo que me iba a encontrar. Pero ni los comentarios ni las fotografías (ni siquiera las que aquí publico) hacen justicia a la belleza del paisaje. El Abel Tasman está compuesto por playas turquesas, calas pequeñas en las que uno se baña solo, millones de árboles que dan sombra a lo largo de todo el recorrido en el que uno se puede pasar un par de días caminando.

sendero-playa-Nueva-Zelanda-isla-sur-impresiones-del-mundo

La arena de las playas son largos destellos de trocitos de estrellas de mar, caracolas, conchas, algas y otros elementos marítimos con las que disfruté fotografiando esas naturalezas muertas que tanto me gustan.

conchas-de-mar-Nueva-Zelanda-isla-sur-impresiones-del-mundo

Los pasillos verdes que conforman los senderos del parque nacional se unen aveces por puentes a lo Indiana Jones, que si bien no están construidos por cuerdas que se deshilachan, solo permiten el paso de 5 personas a la vez, dándole al asunto cierto toque aventurero (los puentes se mueven al pasar) y vertiginoso, no apto para los que se marean con la altura.

arboles-Nueva-Zelanda-isla-sur-impresiones-del-mundo

No solo hay playas increíbles sino que también hay riachuelos, lagunas, cascadas e hilillos de agua que se cuelan por cualquier recoveco. A veces son auténticos espejos que reflejan el colorido del paisaje y un panorama espectacular.

lago-azul-Nueva-Zelanda-isla-sur-impresiones-del-mundo

Como ya mencionaba en el post anterior, una de las cosas que más me gustó de Nueva Zelanda es lo deportista que es la gente, haciendo de la naturaleza su gimnasio particular. Los niños chicos corretean con las bicicletas, equipados de pies a cabeza y haciendo juego con los padres. Las familias salen a hacer senderismo así llueva o haga sol. Es la cultura del ocio al aire libre mientras se disfruta con unas vistas capaz de dejar con la boca abierta a cualquiera.

playa-Nueva-Zelanda-isla-sur-impresiones-del-mundo

La costa oeste de la isla sur presume de tener un popurrí de fenómenos naturales únicos en el mundo o por lo menos bastante peculiares. Uno de ellos son las Pancake rocks, unas rocas dispuestas cerca del mar que debido a la erosión causada por el agua y el aire se parecen a las tortitas, dispuestas unas encimas de otras.

pancake-rocks-panoramica-Nueva-Zelanda-isla-sur-impresiones-del-mundo

Lo curioso de todo esto además es que debido a la fuerza del agua al romper en las rocas, ésta se cuela por los huecos de las piedras haciendo que el agua salga despedida hacia arriba, como si se tratase de enormes chimeneas de vapor. Caminando por estas tortitas me preguntaba cuál sería la siguiente sorpresa que Nueva Zelanda tendría para mi.

pancake-rocks-chimenea-Nueva-Zelanda-isla-sur-impresiones-del-mundo

Los glaciares Franz Josef y Fox son otro de los principales atractivos de la isla, y quizás la nota más triste de todo el viaje. El calentamiento global está haciendo que cada año estas gigantes formaciones de hielo se reduzcan más y más, perdiendo terreno entre las montañas que las vieron nacer. De hecho según se camina hay carteles que indican hasta dónde se extendían los glaciares en años anteriores, con lenguas que recorrían distancias kilométricas y que a día de hoy se esconden tímidas tras las montañas.

glaciar-Nueva-Zelanda-isla-sur-impresiones-del-mundo

Mientras contemplaba el azul del hielo me preguntaba cuántos años más resistirían esas moles hasta tirar la toalla. Pensar que en un futuro cercano (¿diez años, veinte quizás?), nada de eso existirá más que en la memoria de los que los visitamos y en la tinta de los panfletos que digan ‘aquí vivieron dos grandes, el Franz Josef y el Fox’.

queenstown-Nueva-Zelanda-isla-sur-impresiones-del-mundo

Otro de los recuerdos que me llevé en la mochila fueron los colores del otoño neozelandés. Pensaba que viviendo en Inglaterra donde en esta época del año todo está especialmente bonito, ya lo habría visto todo. Pero la gran cantidad de árboles que hay y tan distintos sorprenden una vez más por la amplia gama de colores que enarbolan.

arbol-Nueva-Zelanda-isla-sur-impresiones-del-mundo

Los amarillos y dorados combinan con los rojos y tejas de las hojas, y a su vez contrastan con los azules y verdes profundos del mar y las praderas. Todo este colorido hace que las horas de viaje por carreteras que serpentean el terreno se haga de lo más entretenido.

detalle-otoño-Nueva-Zelanda-isla-sur-impresiones-del-mundo

Me llevo de Nueva Zelanda la sensación de haber visitado un paisaje tan magnífico, bello y grandioso que a menudo solía pensar que James Cameron se había inspirado en este país para recrear la naturaleza de la película Avatar. Sencillamente todo respira vida: las montañas juegan al escondite tras la espesa bruma después de una tormenta, donde infinitud de cascadas se lanzan al vacío y pequeños riachuelos recorren su superficie, como si fuesen venas que corriesen por la piel de piedra de imponentes rocas.

atardecer-Nueva-Zelanda-isla-sur-impresiones-del-mundo

La locura visual de los paisajes contrasta con el orden y la limpieza de los pueblos y ciudades donde todo esta extremadamente cuidado y prístino. Volviendo al mundo del cine, los pueblecitos de Nueva Zelanda me recordaban al pueblo de la película Eduardo Manostijeras, de Tim Burton.

carretera-glaciares-Nueva-Zelanda-isla-sur-impresiones-del-mundo

Podría comentar muchas más cosas, como la cantidad de arcoiris que pude disfrutar, o la sensación de mareo tras una día detrás del volante conduciendo por carreteras alérgicas a las líneas rectas, o el plumaje de los pájaros, o la sensación de lo diminuto que uno es cuando se encuentra entre semejantes montañas. Pero nada de eso seguiría sin hacer justicia a tanta belleza e inmensidad para un país que, en palabras de una amiga, es un enorme parque nacional.

paisaje-casa-Nueva-Zelanda-isla-sur-impresiones-del-mundo

Espero que con estas fotos pueda acercarme un poquito más a todo eso que intento transmitir y sobre todo que sirvan de aperitivo para todos los que estén pensando en viajar hasta el otro lado del mundo y conocer todo aquello. Sí, es verdad que está muy lejos y es muy caro. Pero de verdad que merece la pena.

ovejas-Nueva-Zelanda-isla-sur-impresiones-del-mundo

lago-Queenstown-Nueva-Zelanda-isla-sur-impresiones-del-mundo

 

 

carretera-Nueva-Zelanda-isla-sur-impresiones-del-mundo

 

carretera-paisaje-Nueva-Zelanda-isla-sur-impresiones-del-mundo

Anuncios

3 Respuestas a “Nueva Zelanda: isla sur

    • Muchas gracias y bienvenida al mundo de los blogs, es maravilloso. Le echaré un ojo. Mucha suerte! Patri x

  1. Pingback: Mundo sostenible | Impresiones del mundo·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s