Tam Coc

arrozal-Tam-Coc-impresiones-del-mundo

Lo mio con Tam Coc fue amor a primera vista. Ya desde el comienzo, cuando fui la única turista/viajera que se bajó del autobús en ese pueblito, supe de inmediato que me iba a gustar. Y no me equivoqué.

recolectando-arroz-Tam-Coc-impresiones-del-mundo

Tam Coc es el paraíso para los que nos gustan los sitios auténticos, de esos en los que apenas ves turistas. La belleza de este lugar es un secreto a voces porque me consta que aparece en las guías de viaje, y sin embargo todo el mundo tiene prisa por llegar a Hanoi, no muy lejos de aquí, y seguir la ruta marcada por los libros. La estampa típica de Vietnam con sus arrozales, sus búfalos de agua y la gente moviéndose en bici con los tradicionales sombreros en forma de cono se resume aquí, en este pequeño rincón del mundo.

bicileta-vieja-Tam-Coc-impresiones-del-mundo

Tam Coc es todo un homenaje al arroz y al largo proceso que conlleva su cultivo. Al igual que el que valora más un buen vino cuando ha visitado una bodega, pasar un par de días en este lugar me hizo apreciar mucho más el trabajo de hormiguita que el arroz requiere. Cada grano es testigo de horas de intenso sol, largas jornadas laborales, posturas incómodas, barro hasta las rodillas, gotas de sudor recorriendo la cara, ruido de las pocas máquinas que ayudan al ser humano en esta tarea, comidas en grupo a la sombra de los árboles y una pequeña siesta en una hamaca descosida.

nenes-saludando-Tam-Coc-impresiones-del-mundo

En mis paseos con bicicleta podía recorrer esa cadena de montaje manual desde la que recolectan el arroz, lo separan de la paja, lo extienden en la carretera para que se seque, lo trillan para mover los granos y finalmente lo meten en sacos.

sombrero-vietnamita-y-paisaje-Tam-Coc-impresiones-del-mundo

El paisaje de Tam Coc es también un homenaje al verde y a todas sus gradaciones. Me hacía recordar a las cajas de lápices de colores, donde los verdes pasaban del más claro y casi amarillento hasta el más oscuro, dejando atrás el verde oliva y el más fluorescente. Así son las tonalidades de este lugar, todo un abanico del color de la esperanza. Y en medio de todo ese mar de arroz se distinguen las figuras pequeñas y encorvadas de los vietnamitas.

Colando-el-arroz-Tam-Coc-impresiones-del-mundo

Tam Coc es como Halong Bay pero con un mar verde de arroz. A lo largo de todo el paisaje las montañas crecen de la tierra con formas redondeadas e irregulares. Son grandes pedruscos impregnados con vegetación, siempre verde, que dan sombra y cobijo a casas desparramadas donde los niños juegan y la colada del día espera paciente a que el sol la seque.

transportando-arroz-barca-Tam-Coc-impresiones-del-mundo

También hay una pagoda escondida entre la vegetación y pequeñas lagunas con flores acuáticas, con Budas que sonríen en la oscuridad de una cueva plagada de estalactitas.

arroz-carretera-Tam-Coc-impresiones-del-mundo

Una de las atracciones turísticas más conocidas en este pueblo consiste en tomar una barca y pasar por debajo de las montañas. En concreto son tres cuevas tan bajas y tan pegadas al agua que pareciera que alguien hubiera recortado ese hueco para que la piedra respirase. Al mando de las barcas se sitúan mujeres que manejan los remos con sus pies descalzos y con una habilidad pasmosa. Las manos las reservan para sujetar el paraguas y resguardarse así del sol, ese al que en Asia se le tiene tanta fobia.

flores-Tam-Coc-impresiones-del-mundo

Entre paseo y paseo en Tam Coc tuve tardes de sol y niños que saludaban ante mi cámara siempre indiscreta. También hubo una subida a un templo desde el que contemplar el panorama del cauce que une las tres cuevas. Hubo visitas al mercado local donde cargaba la mini compra en la cesta de la bici. Y hubo paseos que condujeron a ningún lugar donde me encontré a una mujer que me pedía agua mientras recogía el arroz y con la mano libre se secaba el sudor de la frente.

vista-desde-el-templo-2-Tam-Coc-impresiones-del-mundo

A mi memoria también acuden las siluetas de las montañas azuladas con la caída del sol, dispuestas unas detrás de otras como si se tratase de enormes fichas de dominó.

vista-desde-el-templo-Tam-Coc-impresiones-del-mundo

Creo que hay poco más que pueda aportar a lo que ya describen las fotos. La esencia de lo que para mi fue Vietnam la encontré en este pueblecito al que llegué por casualidad y del cual me acordaré cada vez que coma arroz.

barcas-atardecer-Tam-Coc-impresiones-del-mundo

 

reflejo-agua-Tam-Coc-impresiones-del-mundo

 

aplilando-arroz-barca-Tam-Coc-impresiones-del-mundo

 

nube-Tam-Coc-impresiones-del-mundo

 

paisaje-Tam-Coc-impresiones-del-mundo

 

cueva-Tam-Coc-impresiones-del-mundo

 

vista-desde-el-templo-4-Tam-Coc-impresiones-del-mundo

 

pagoda-Tam-Coc-impresiones-del-mundo

 

vista-desde-el-templo-3-Tam-Coc-impresiones-del-mundo

 

Anuncios

2 Respuestas a “Tam Coc

  1. Pingback: Impresiones de Vietnam | Impresiones del mundo·

  2. Pingback: Si Phan Don (las 4000 islas) | Impresiones del mundo·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s