Postales de República Dominicana

Postales-de-RD

La vitalidad se revela no solo en la capacidad de persistir, sino en la de volver a empezar, decía Francis Scott Fitzgerald. Y razón no le faltaba. En tan solo unos días se cumplirá un mes desde que llegué a República Dominicana, mi nuevo y exótico hogar. Me sería muy difícil, casi imposible, explicar las razones por las que desde un principio, hace ya algunos meses, tuve claro que ‘tenía’ que venirme para acá. O por lo menos, no lo podría hacer de forma racional, porque se trató más bien de varios impulsos, de una intuición muy grande que me decía que yo tenía que venir aquí. Nunca en mi vida había sentido una sensación de fluir tan grande como la que sentí entonces y sigo sintiendo. Creo firmemente que cuando algo fluye, es porque tiene que suceder.

En mis cuatro semanas aquí he vuelto a empezar un capítulo nuevo, con mi mochila sí, pero con una maleta también. La idea es conocer República Dominicana, pero más despacio, más relajadamente, mientras fijo mi hogar en la capital del país. Las cosas siguen fluyendo, siguen su curso. La vaina se mueve, como dicen aquí. No me da pereza empezar de cero, nada, nunca. Sin embargo estos días me viene a la cabeza la cita de Fitzgerald, justo ahora cuando estoy arrancando mi primer proyecto de venta de arte. Es algo pequeño, pero empapado de toda la inspiración que me transmite y aporta pasear cada atardecer por la zona colonial de Santo Domingo, cuando los perfiles de las fachadas antiguas se despegan de sus ladrillos y ganan relieve, textura y luminosidad.

Postales de República Dominicana pretende mostrar la belleza de este país con un diseño y formato nuevos, más modernos y artísticos, alejados por completo de las típicas postales de palmerita y playa descoloridas por el sol y los años. Espero que tanto las postales como los imanes gusten al turista y al local, y que sobre todo inspiren y trasmitan, que es de lo que se trata, que es lo que yo trato.

En este mes estoy conociendo a gente muy interesante sin la cual no habría iniciado esta aventura. Porque lo cierto es que a veces, volver a empezar da pereza, y más con estos calores, y más con estas playas paradisiacas que todavía no he llegado a disfrutar de lleno. Pero bueno, todo se andará. Todo a su debido momento.

Aquí abajo publico la galería con el arte que he diseñado de momento, pero la idea es no estancarme ahí y seguir fotografiando y aprendiendo del mundo. Espero que esta sensación tan grande de fluir con la vida siga por mucho tiempo.

Gracias a todos los que estáis, aquí, allí, de pensamiento y de corazón. Con vuestro apoyo, volver a empezar se hace bastante más fácil.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Una respuesta a “Postales de República Dominicana

  1. Pingback: Bazar artesanal en Santo Domingo | Impresiones del mundo·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s