Carnaval de la Vega

paraguas-carnaval-de-la-Vega-republica-dominicana-impresiones-del-mundo

El mes de febrero es el mes del carnaval. En esas fechas el colorido y el jolgorio salen a la calle antes de que dé comienzo la sobriedad de la Semana Santa. En República Dominicana el carnaval se celebra… y a lo grande. Tuve la oportunidad de asistir a uno de los más antiguos y sin duda el más famoso del país, el Carnaval de la Vega, celebrado en la zona que le da nombre, en el interior de la isla.

disfraz-carnaval-de-la-Vega-republica-dominicana-impresiones-del-mundo

Me esperaba gente, bullicio, y estando en el país que estaba, por supuesto música, mucha y a todo volumen. Me habían hablado de las vejigas también, una especie de globos rellenos de materiales duros y atados con cuerdas con las que los diablos (la gente disfrazada), dan a la gente.

banderas-carnaval-de-la-Vega-republica-dominicana-impresiones-del-mundo

Pero por muchos adelantos que me dieron, lo que me encontré, además de unas casas coloniales preciosas, fue un espectáculo en toda regla, un gentío de miles y miles de personas bailando música dembow (el reggaetón a su lado es un baile para mojigatos), y con los famosos diablos repartiendo vejigazos a todo aquel que se le cruzaba.

chico-con-mascara-carnaval-de-la-Vega-republica-dominicana-impresiones-del-mundo

Los disfraces son sencillamente obras de arte. Al igual que sucede en el Carnaval de Canarias, las mismas organizaciones empiezan con la elaboración de los disfraces del año próximo al día siguiente de haber concluido el carnaval de ese año.

puesto-de-comida-carnaval-de-la-Vega-republica-dominicana-impresiones-del-mundo

Es un trabajo lleno de paciencia, colorido, detalle, capas y mucha tela. Tanto es lo que se suda dentro de él y tanto es el calor que hace que las personas que lo llevan esconden en su interior una bolsa de agua estilo camel, y de vez en cuando van bebiendo (que ya sea solo agua es lo que no sé…).

nenas-pintadas-carnaval-de-la-Vega-republica-dominicana-impresiones-del-mundo

Cada disfraz es más impresionante que el anterior, cada máscara es un cúmulo de facciones a todo color. Hay mayores, niños, hombres y mujeres disfrazados. Hay millones de lentejuelas, plumas, verdes estridentes, rojos encendidos. Es toda una fiesta para los sentidos donde ninguno de ellos queda indiferente.

disfraz-2-carnaval-de-la-Vega-republica-dominicana-impresiones-del-mundo

Y luego están los famosos vejigazos (ahora entiendo las advertencias de la gente cuando les decía que iba a ir). Que te den un vejigazo no da risa. O uno se puede reír, pero por no llorar. Simple y llanamente, duele. Suelen dar en la zona del culo, aunque depende de donde atinen claro. No quiero pensar en un vejigazo dado en la espalda… La única zona en la que uno puede estar exento de recibirlos es subido a la acera, pero claro, hay que llegar hasta allá.

reina-del-carnaval-de-la-Vega-republica-dominicana-impresiones-del-mundo

También están los mismos asistentes, dominicanos y algún que otro extranjero que viven el carnaval con verdadera pasión y moviendo el cuerpo a un ritmo como solo ellos saben moverlo. Ni el agua podría pasar entre dos cuerpos bailando. La gente se viste con ropa colorida, incluso fluorescente, se pinta la cara, las uñas, se ponen tatuajes falsos y cientos de accesorios. Es un homenaje al carnaval y a la fiesta, a la bebedera y juntadera como dicen aquí.

disfraz-3-carnaval-de-la-Vega-republica-dominicana-impresiones-del-mundo

En esos días de carnaval los que menos tienen también se disfrazan. Se untan el cuerpo con una capa de barro denso y espeso y van haciendo ruido con una lata vacía en la que van recogiendo las pocas monedas que la gente les da por hacerse una foto con ellos. Son niños en su mayoría, y sus caras tristes y cuarteadas cuando el barro se seca no da risa. Es la parte opuesta de las lentejuelas y los destellos al sol. Son los pies que van dejando un rastro de trocitos de barro en su lento caminar.

nene-disfrazado-carnaval-de-la-Vega-republica-dominicana-impresiones-del-mundo

Asistir al Carnaval de la Vega me permitió ir conociendo un poco más una nueva cultura y un nuevo país. Su colorido todavía duerme en mis pupilas y su jaleo retumba de vez en cuando en mis oídos. A partir de ahora cada febrero mi mente hará un viaje a todo color al Carnaval Vegano. Sin vejigazos eso sí.

fidel-castro-carnaval-de-la-Vega-republica-dominicana-impresiones-del-mundo

 

nene-bailando-carnaval-de-la-Vega-republica-dominicana-impresiones-del-mundo

 

disfraz-4-carnaval-de-la-Vega-republica-dominicana-impresiones-del-mundo

 

nene-con-barro-carnaval-de-la-Vega-republica-dominicana-impresiones-del-mundo

 

padre-e-hijo-carnaval-de-la-Vega-republica-dominicana-impresiones-del-mundo

 

gente-carnaval-de-la-Vega-republica-dominicana-impresiones-del-mundo

 

pies-de-barro-carnaval-de-la-Vega-republica-dominicana-impresiones-del-mundo

 

autoretrato-carnaval

Anuncios

Una respuesta a “Carnaval de la Vega

  1. Pingback: Lo que no se te puede escapar de República Dominicana | Impresiones del mundo·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s