Cabrera

Casa-Cabrera-Republica-Dominicana-impresiones-del-mundo

Cabrera, situado en el norte de República Dominicana, supuso mi primera escapada de fin de semana desde Santo Domingo. También fue una ocasión para poder disfrutar de todo el paisaje que une el norte y el sur, un espectáculo lleno de color, verde en su mayoría, un jardín del Edén tropical que supone una maravilla para los sentidos.

Palmeras-Cabrera-Republica-Dominicana-impresiones-del-mundo

Por el camino hay palmeras, millones de palmeras, de todos los tamaños, de todo tipo, que proyectan juegos de luces a medida que el sol va decreciendo en su camino hasta tocar el horizonte. Los rayos oblicuos del sol crean lluvias de luz que se enfocan en un punto, como si eligieran cuidadosamente el grupito de árboles que van a ser agraciados con su blanca luz.

Playa-Cabrera-Republica-Dominicana-impresiones-del-mundo

Porque la luz es especial en Dominicana y los atardeceres se difuminan entre casitas hechas con tablas de madera, colmados (mezcla de bares y tiendas donde se vende alcohol y otros productos básicos), patios traseros y las rendijas que dibujan los espacios entre palmera y palmera, entre mata y mata, como dicen aquí.

Colmado-Cabrera-Republica-Dominicana-impresiones-del-mundo

De hecho, la belleza y la calidad de la luz me recordaba a la de países como India o Myanmar, donde cada rincón parecía estar perfectamente iluminado por un equipo de fotografía.

Mujer-en-la-playa-Cabrera-Republica-Dominicana-impresiones-del-mundo

Cabrera es un pueblito con casas típicas de República Dominicana, hechas con tablones horizontales de madera pintada en colores pasteles, con techos de zinc u hojas de palmeras.

Canasta-Cabrera-Republica-Dominicana-impresiones-del-mundo

Todas ellas tienen mecedoras en sus porches y entradas, tan cucas ellas y tan acogedoras que a mi me parecía que de un momento a otro iba a ver a la abuelita de Piolín meciéndose en alguna de ellas.

Casa-y-viejecilla-Cabrera-Republica-Dominicana-impresiones-del-mundo

Las más antiguas conservan un tallado excelente en sus puertas y ventanas, con formas redondeadas o algún motivo floral. Las flores y plantas de los pequeños jardines o de alguna maceta contribuyen a resaltar la belleza de estas casitas, pequeñas en su mayoría, como si fuera joyeros dominicanos.

bares-en-la-playa-Cabrera-Republica-Dominicana-impresiones-del-mundo

La bachata procedente de los colmados resuena por las calles, sobre todo a mediodía, cuando el sol aprieta tanto que la gente se recoge en sus hogares mientras las aceras respiran en solitario.

casa-y-mecedora-Cabrera-Republica-Dominicana-impresiones-del-mundo

De vez en cuando se ve alguna persona acercándose a algún colmado a comprar una botella de Coca-cola, o un plátano maduro para hacer tostones (rodajas de plátano fritas en aceite), o algo que se han olvidado a última hora. Las mujeres suelen ir con sus redecillas negras en el pelo para que les aguante más el peinado del salón del belleza.

Flores-Cabrera-Republica-Dominicana-impresiones-del-mundo

Por la noche, y al ser febrero, Cabrera seguía celebrando los ecos del carnaval y la gente bailaba al ritmo de algún merengue o bachata. La plaza, ese centro de reunión social para grandes y pequeños, se llenó con la gente del pueblo, quienes acudían a socializar y a beberse su trago de romo (así es como llaman aquí al alcohol), mientras escogían pareja entre canción y canción.

Balanza-y-colmado-Cabrera-Republica-Dominicana-impresiones-del-mundo

Cabrera es de esos pueblos dominicanos en los que parece que se ha parado el tiempo. Sus casas respiran tradición y en ellas a veces llegan a convivir hasta cuatro y cinco generaciones, convirtiéndolas en pequeños Macondos caribeños. Su belleza no solo está en sus coloridas trinitarias (bungavillas, como las llamamos en España) o en el color de sus fachadas sino en el aroma tranquilo y sosegado que se respira en el ambiente. A excepción por supuesto de las veces en las que se forma un pleito (pelea), donde ya los tiros van por otro lado (literalmente hablando). Pero eso ya será para otro capítulo de mi vida en Dominicana.

acantilado-Cabrera-Republica-Dominicana-impresiones-del-mundo

 

entrada-de-casa-Cabrera-Republica-Dominicana-impresiones-del-mundo

 

Colmadito-Cabrera-Republica-Dominicana-impresiones-del-mundo

 

arena-y-hojas-Cabrera-Republica-Dominicana-impresiones-del-mundo

 

Ramas-de-arbol-Cabrera-Republica-Dominicana-impresiones-del-mundo

 

casa-y-ventana-Cabrera-Republica-Dominicana-impresiones-del-mundo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s