La belleza de las cosas pequeñas IV

guandules-Santo-Domingo-impresiones-del-mundo

Hacía tiempo que no publicaba una entrada sobre la bella de las cosas pequeñas y me parecía que ya iba tocando. Como en los posts anteriores, en estas ocasiones no escribo tanto sino que dejo que sean las propias fotografías las que cuenten las historias, o las que desplieguen su encanto, porque como todo en la vida, lo chiquitito también tiene su aquel.

puerta-azul-y-tinaja-sepulveda-impresiones-del-mundo

En esta entrada traigo visagras oxidadas, escaleras un tanto erosionadas por el paso del uso y el tiempo, paredes desconchadas, una bicicleta decorada con esmero, bien coqueta, y hasta un primer plano de un camello del desierto del Thar, en India.

visagra-impresiones-del-mundo

Espero que disfrutes con las fotografías. Si te saben a poco, puedes seguir viajando a través de los pequeños detalles echando un ojo a La belleza de las cosas pequeñas I, II y III.

flores-secas-jarabacoa-impresiones-del-mundo

 

farolillos-Hoi-An-impresiones-del-mundo

 

bici-decorada-Valencia-impresiones-del-mundo

 

bancos-Santo-Domingo-impresiones-del-mundo

 

camello-Jaisalmer-impresiones-del-mundo

 

ciruelas-Guadalupe-impresiones-del-mundo

Anuncios

2 Respuestas a “La belleza de las cosas pequeñas IV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s