Gracias totales

autoretrato-barna-impresiones-del-mundo

Esta entrada es fruto de un impulso repentino, de un querer echar pa’ fuera algo que desde hace días me viene rondando por este coco mío. Es una sensación un tanto difícil de describir. Sería algo así como la de un sentimiento de profunda gratitud hacia todos aquellos conocidos y desconocidos, caras familiares y ausentes, rostros que jamás he visto y que ni siquiera sé si conoceré, personas cercanas y lejanas a mí que en un momento dado me han/habéis escrito para dejarme un comentario de ánimo, de reconocimiento hacia el blog o para mostrarme que simplemente, estáis ahí.

Todo esto, que puede parecer muy ñoño, no es más que la punta del iceberg que siento cuando de pronto abro el correo electrónico y me encuentro los comentarios de alguien que me da las gracias porque el libro le ha ayudado a dar el paso y vislumbrar la idea de un gran viaje, o porque mi historia le ha servido para eliminar los miedos sobre viajar solo/a, o porque le ha encantado escucharme en una entrevista por la radio. La emoción de recibir mensajes como éstos me produce un pico de adrenalina y de gratitud tan enormes que difícilmente se pueden contener o describir en una entrada como ésta.

viajar-una-forma-de-estar-en-el-mundo-14

Han pasado algo más de dos años desde que creé Impresiones del mundo y todavía queda mucho por hacer. El blog, estadísticamente hablando, no es muy grande. No tiene miles de seguidores, ni está a la cabeza de los blogs más destacados. No puedo decir que soy uno de esos blogueros que han conseguido tanto éxito que viven de sus entradas y sus posts. No, no soy el caso. Sigo siendo un desastre con las redes sociales y no controlo muy bien el SEO. Lo curioso del asunto, y donde realmente se produce la magia de todo esto es que todos esos pensamientos un tanto pesimistas se vienen abajo cuando recibo un comentario, un ‘me gusta’, o alguien retwittea un mensaje. Todavía me impresiona (y espero que nunca deje de hacerlo), la fuerza que un conjunto de palabras como ‘sigue con esa actitud y no pierdas de vista tus sueños’, o ‘me ha encantado escucharte’, o ‘tengo la sensación de que viajo contigo’, tienen en mí.

Creo que ni todo el dinero del mundo podría generarme una alegría como la que siento cada vez que leo algo así. Es una recarga de energía, un chute de dopamina, una sensación de alegría, de conexión con esa persona, impresionante. Es una fuerza enorme de seguir hacia delante con el blog y lo que más me sirve de todo: de continuar con esta filosofía de vida con la que poder inspirar, motivar y animar a la gente a que viaje, a que deje su zona de confort, a que descubra el mundo y lo más importante, a que se descubran a ellos mismos en él.

Porque, ya blogs y estadísticas a parte, creo que eso es lo que más me mueve de todo: el deseo de aportar algo positivo a la otra persona, que le mueva a conseguir lo mejor de la vida. Todo lo que estoy obteniendo a cambio es simplemente hermoso.

Así que, y para no enrollarme más, quiero que estas líneas sirvan para daros las gracias a todos por estar allí, por vuestros consejos, mensajes, buenos deseos, recomendaciones, preguntas y comentarios. Soy muy afortunada de que en este trajín de ir y venir nuestros caminos se hayan cruzado (tanto si ha sido en persona o por Internet), y espero seguiros aportando tanto como vosotros me aportáis a mí. Como dijo el bueno de Cerati: gracias totales.

Anuncios

2 Respuestas a “Gracias totales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s