Barcelona

plaza-españa-barcelona-impresiones-del-mundo

Barcelona tiene un aire diferente. Había estado anteriormente pero esta última vez pude quedarme más tiempo y de hecho, llegué a tener hasta una rutina debido a un curso que estaba haciendo.

callejon-y-moto-barcelona-impresiones-del-mundo

Sinceramente, nunca he entendido la comparación entre Madrid y Barcelona, con la típica pregunta: ¿y a ti, cuál te gusta más? A mí me parece que Madrid y Barcelona son ciudades complementarias, con un aire bastante diferente. La primera, es más tradicional y castiza. La segunda, más alternativa y trendy.

el-raval-barcelona-impresiones-del-mundo

Mis días por la Ciudad Condal estuvieron plagados de paseos sin rumbo por el encanto de su Barrio Gótico, con su imponente catedral, sus callejuelas estrechas, sus rincones en la penumbra con tiendas vintage o de souvenirs, y con coloridas motos y bicicletas posando en cada esquina. En ocasiones, sobre todo en un par de tardes lluviosas, donde las fachadas de las casas lloraban chorretones de agua, me parecía que iba a salir un carruaje en cualquier momento, de camino a la Catedral del Mar. Porque si hay algo por lo que los barceloneses sienten orgullo es, además del ingenio de la arquitectura de Gaudí, de su Catedral del Mar.

catedral-del-mar-barcelona-impresiones-del-mundo

En días de lluvia, barrios como El Borne se llenan de aires del pasado, como cuando las argollas que aún hoy siguen luciendo las fachadas se usaban para atar a los caballos, y sus oscuras calles escribían la historia del medievo barcelonés. En El Borne hay cafeterías y bares pequeños pero muy coquetos, iluminados con lámparas y creando una atmósfera de intimidad bajo la cual deshilachar conversaciones bebiendo un café. Me recordaban mucho a las cafeterías de Londres y ciertamente durante mi paseo por allí pude escuchar bastantes conversaciones en inglés.

La-Boqueria-puesto-de-dulces-barcelona-impresiones-del-mundo

Otro barrio bien distinto es El Raval. Por sus calles pasean ahora moros, indios y marroquíes, y el aire huele a especias y té. Los balcones están atestados de colorida ropa, de alguna que otra bandera del Barça, de locutorios, de tiendas de productos alimenticios de países orientales. También hay restaurantes de toda la vida que ofrecen el menú del día, y cuyas terrazas van a dar a la Rambla del Raval. En ocasiones las calles, de tan estrechas que llegan a ser, se apagan y oscurecen, mostrando más si cabe los perfiles de las balconadas y de sus barrotes esculpidos reflejando el poquito sol que les llega.

guia-de-barcelona-impresiones-del-mundo

Paseando por las calles de El Raval no tenía la sensación de estar en Barcelona. No me parecía que fuese la misma ciudad que había visitado un par de horas antes y ciertamente se me antojaba muy lejana del atestado paseo de Las Ramblas, con tantísima gente, con tantos turistas yendo y viniendo cargados de bolsas de ropa de marca con sus cámaras, souvenirs y caras sonrojadas por el sol.

La-Boqueria-puesto-de-comida-barcelona-impresiones-del-mundo

Y es que en Las Ramblas siempre hay gente. En la parte central de la calle se encuentra uno de los mercados más famosos de Barcelona y de toda España: el mercado de la Boquería. En él los metros cuadrados comprimen a una multitud de personas que acuden allí en distinta calidad, pero impulsados por el mismo deseo, esto es, comprar o llevarse a la boca algunas de sus delicatesen gastronómicas.

La-Boqueria-barcelona-impresiones-del-mundo

Es imposible no caer en la tentación. En La Boquería huele a gambas al ajillo, los ojos se escapan a piropear las patas de jamón colgadas muy lustrosamente en bares y carnicerías. Imposible es también no fijarse en el colorido de los zumos y smoothies naturales postrados sobre mantas de hielo, hechos muchos con frutas exóticas que bien me recordaban a mis mejores momentos por los mercados asiáticos. Hay gente disfrutando del sol, tomando el vermú, charlando con amigos y compartiendo barra mientras se rechupetean los dedos de unas tapas que gritan pruébame.

Las-ramblas-barcelona-impresiones-del-mundo

Barcelona anima a hacer deporte y a tomar el sol. Su kilométrico paseo marítimo, su hilera de playas, situadas una detrás de otra, el puerto y sus terrazas, los chiringuitos de playa, y cientos de personas corriendo, montando en bici o en patines. Contemplando el mar se recorre también la historia de Barcelona vista desde este lado de la ciudad. La Barceloneta, un barrio humilde puesto de moda en la actualidad, ve pasar cada día a cientos de turistas, grupos de ingleses y alemanes en su mayoría que se dirigen a la playa o eligen el restaurante en el que cenar a las 6 de la tarde.

Las-ramblas-flores-barcelona-impresiones-del-mundo

En su paseo marítimo es donde se despliega esa imagen de la Barcelona más moderna y alternativa, como una ciudad que sabe innovar y reciclarse, que sabe cómo atraer a la gente y por eso ostenta el título de ser una de las capitales con más turismo del mundo.

callejon-barcelona-impresiones-del-mundo

Se me han quedado algunas cosillas en el tintero, precisamente de esa Barcelona más atípica y singular. Me guardo los retazos para la próxima entrada.

chiringuito-de-playa-barcelona-impresiones-del-mundo

 

 

mujer-apoyada-y-paseo-maritimo-barcelona-impresiones-del-mundo

 

arquitectura-y-paseo-maritimo-barcelona-impresiones-del-mundo

 

vistas-barcelona-tibidabo-impresiones-del-mundo

 

Torre-agbar-barcelona-impresiones-del-mundo

 

paseo-maritimo-y-la-vela-barcelona-impresiones-del-mundo

 

el-born-barcelona-impresiones-del-mundo

Anuncios

3 Respuestas a “Barcelona

  1. Pingback: La Barcelona más irreconocible | Impresiones del mundo·

  2. Estuve en España este agosto y septiembre y tuve el placer de pasar 9 días en Barcelona. Después de leer tu entrada tengo tantas ganas de volver y deambular otra vez por sus callejuelas antiguas y estrechas. Y estoy de acuerdo, no se puede comparar Madrid y Barcelona, son completamente distintos con energías, orígenes y historias diferentes. Madrid es puro castellano y por eso me encanta, mientras Barcelona me pareció más multicultural, más con su cara al resto de Europa. En cualquier caso dos ciudades bien interesantes y espectaculares con mucha marcha, buen comida y cosas que disfrutar.

    • hola Mikael, me alegro que leer la entrada te haya dado ganas de volver. La verdad es que es una ciudad a la que uno siempre desea volver y descubrir más. Gracias por tu comentario. un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s